Contactar

DISFRUTA DE UN VERANO SIN CIBERDISGUSTOS. 6 TIPS PARA EVITAR RIESGOS

Comienza el verano y todos estamos pensando los días que faltan para que lleguen nuestras vacaciones, dónde vamos, qué excursiones vamos a hacer, cuántas cervezas vamos a pedir en el chiringuito…, pero pocos pensamos en ciertos aspectos que pueden llegar a evitarnos algún susto que otro.
A parte del bañador, el protector solar, la toalla…, en Legitec te damos algunos consejos para que los eches en la maleta y disfrutes estas vacaciones sin ningún ciberdisgusto.

1. Haz copias de seguridad de todos tus dispositivos.

Raro es no llevar en tu equipaje el teléfono móvil, el ordenador portátil o/y la Tablet, pero no nos planteamos toda la información que transportamos con ellos. Por esto mismo es tan importante hacer una copia de seguridad de todos tus dispositivos antes de salir de casa.

En caso de pérdida, accidente acuático, robo o hackeo de tus dispositivos, tendrías una forma fácil y rápida de poder recuperar tus documentos, recuerdos fotográficos o, lo más importante, información vital para tu negocio.
Para hacer estas copias de seguridad puedes contar con soportes extraíbles, como los discos duros externos, o herramientas que almacenan tu información en la nube, como la solución de legitec BackupCloud, que te permitirá guardar y almacenar los ficheros, archivos y aplicaciones disponibles de cualquier dispositivo, como un teléfono móvil o un ordenador y tiene el objetivo de permitir la recuperación de estos datos a posteriori.

2. Reserva tus vacaciones en páginas web seguras.

Cuando reservamos nuestras vacaciones tendemos a llevarnos por la emoción, eso nos hace bajar la guardia y solo pensar en encontrar los mejores precios, pero a veces las gangas pueden ser un peligro o incluso un ¡FRAUDE!

Esto puede ocasionar que accedamos a páginas webs fraudulentas y lo que es peor, que demos nuestros datos y nuestras cuentas bancarias para hacer la reserva. Existen infinidad de señales que nos pueden servir de advertencia para evitarlas, por ejemplo:

• Revisa la URL con detenimiento.

Herramientas online gratuitas, como virustotal, sirven para ayudarnos a verificar si la web es fiable o no (https://www.virustotal.com), solo tendremos que copiar y pegar la dirección url y nos dirá si la web en cuestión cuenta con los protocolos de seguridad o si por el contrario debemos salir de ahí.

Otro indicador que te puede ayudar es buscar la “s”, si en vez de ´https://´ aparece ´http://´no te fíes, es posible que no sea segura.

• Presta atención a los enlaces.

Es clave observar que no haya faltas de ortografía o tipologías que no nos cuadren, antes de pinchar en ningún enlace al que la página nos puede redirigir, por ejemplo, ¿harías clic a un enlace para hacer la reserva de un hotel en www.BooKIng.com?, NO DEBERÍAS.

• Herramientas del navegador.

Los navegadores cuentan con algunos elementos que sirven para bloquear ventanas emergentes, descargas maliciosas, desactivar contenido no seguro, etc. Algunas de ellas se pueden observar de manera sencilla, como el símbolo del candado en la parte izquierda de la dirección url, si cliqueamos en él nos indicará si la conexión es segura.

Otra forma es entrar en la Configuración y clicar en Comprobación de Seguridad, el navegador nos hará una comprobación de posibles vulnerabilidades, tanto en contraseñas, software del dispositivo, actualizaciones, entre otras. También es posible configurarlo para conseguir una navegación segura.

 

• Saber a quién le estás comprando.

Igual que no entregamos dinero en efectivo por la calle a desconocidos, ¿por qué cuando compramos o reservamos por internet damos nuestros datos bancarios sin comprobar a quién lo estamos haciendo? Ésta es la clave, saber a quién le compramos, si no lo conocemos podemos buscar todos los datos posibles para verificar que es un sitio seguro para comprar:

  • Verifica los textos legales de la web, así como los datos fiscales que deben aparecer en estos.
  • Lee con atención las condiciones de compra, políticas de envío y devolución.
  • Consulta en Google, redes sociales, foros y las opiniones de otros usuarios.
  • Revisa la plataforma de pago.
  • Asegúrate que tu dispositivo tenga instalado un buen antivirus antes de realizar el pago.

3. Cuidado con lo que compartes Redes Sociales.

A veces el postureo nos puede poner en algún que otro aprieto.
Pensarás ¡no pasa nada por compartir fotos en la playa, de cervezas en el chiringuito, de ruta por el monte!, no tiene porque, ¿pero te has planteado lo que realmente estamos compartiendo?, la respuesta es muy sencilla, estamos dando información de localización, desvelando si estamos fuera de casa, lo que puede suponer un riesgo ante posibles robos, acoso o violación de la intimidad.
Para prevenir, os damos unas pautas para un “postureo seguro”:

  • Desactiva la ubicación, desde “ajustes de privacidad” podemos desactivarla sin problemas, de esta forma cada vez que subamos una foto no aparecerá de manera automática en qué lugar te encuentras.
  • Sube las fotos de tus vacaciones una vez que hayas llegado a casa.
  • No subas fotografías de menores para evitar el uso indebido de las imágenes.
  • No compartas fotos de tu hogar a la vuelta de vacaciones, no es raro encontrarse con publicaciones con una fotografía de la puerta de casa con el titular, ¡Ya hemos vuelto!, ¡Fin de vacaciones!, todo esto puede dar pistas de la ubicación de tu hogar
  • ¿Sabes que son los metadatos? ¿qué tiene que ver con lo que estamos hablando?, quizá no lo sabías, pero los metadatos proporcionan información extendida a quién es capaz de leerlos. Un ejemplo son los metadatos que se introducen en las fotografías, el fichero .jpg no solamente incluye los datos de la imagen como tal; sino que también puede incluir información sobre la ubicación donde se ha tomado la imagen, la hora, día, Por lo que una imagen en nuestro hogar puede llegar a revelar donde vivimos.
 
 4.    Presta especial atención a los emails que piden contraseñas o datos bancarios. 

 

Desde hace un tiempo estamos observando como las campañas de ransomware, phishing, malware, están aumentando a gran velocidad y es en verano cuando más ciberataques de este tipo se producen y la principal vía de entrada a nuestros datos es a través de nuestro correo electrónico.
Quizá deberíamos plantearnos si esta situación es a consecuencia de que los usuarios bajamos la guardia en estas fechas. ¿Qué podemos hacer nosotros a modo usuario para evitarlo?, nosotros lo tenemos claro, revisa bien tus emails. Éstos pueden contener ficheros adjuntos peligrosos o enlaces a páginas web maliciosas. Suele tratarse de un programa ejecutable (.exe), un fichero PDF o un fichero comprimido (.zip o .rar) que podrían redirigirnos a una página web maliciosa.
También es posible que el email recibido te pida la contraseña con el motivo “tu cuenta expira en unos días”, “actualiza tu cuenta para verificar la actividad” “cambio en la normativa del banco”, NUNCA insertes tu contraseña en este tipo de enlaces ¡SON UN FRAUDE!
Las contraseñas son una barrera para evitar el acceso de intrusos a nuestras cuentas, las mantienen protegidas ante posibles riesgos de seguridad y privacidad, así como las llaves para las cerraduras, igual que en tu hogar no tienes la misma llave para todas (garaje, entrada, portal, jardín), no tengas la misma contraseña para todas tus cuentas.
Es posible que pienses, ¿cómo voy a recordarlas todas?, muy fácil, apóyate de gestores de contraseñas que te permitan almacenarlas todas y las mantengan protegidas. Esta herramienta es un software seguro en la web o descargable en tus dispositivos, permiten almacenar contraseñas, direcciones, notas, etc., te damos un ejemplo muy útil, KEEPASS, solo tienes que descargarla e instalarla, después podrás guardar todas las contraseñas que necesites y para acceder a éstas solo necesitas recordar una “contraseña maestra”, ¡NO la olvides!
Utilizar contraseñas diferentes es muy importante, pero no es lo único, te vamos a dar unos consejos para evitar tener “ciberproblemas”:

  • Quizá te suene participar en el sorteo de un cheque de 500 euros de Zara, unas vacaciones con todo incluido casi regaladas, regalos solo por darte de alta, un reembolso de la Agencia Tributaria… Desconfía de ofertas increíbles, NADIE REGALA NADA, investígalo antes de dar ningún dato que pueda comprometer tu seguridad. No accedas directamente a estas ofertas desde el link que hayas recibido.
  • Sospecha de los emails sin personalizar, con faltas de ortografía, etc.
  • Utiliza contraseñas seguras, con mayúsculas, minúsculas, símbolos, números y con la mayor longitud de caracteres posible.
  • Modifica tus contraseñas periódicamente.
  • Puedes utilizar un generador de contraseñas seguras, así evitaremos utilizar nombres o números que inconscientemente ya hemos utilizado o quizá son más comunes de lo que pensamos.

5. Ten cuidado desde donde te conectas.

Lo más común en vacaciones es conectarte a redes wifi gratuitas de las que disponen los hoteles, aeropuertos, cafeterías, centros comerciales, ¿pero sabes el peligro que conlleva?
Cualquier persona que se encuentre conectada a esa misma red pública puede acceder a la información de tu dispositivo, parece una locura pensar esto y quizá tú no sepas hacerlo, pero nunca sabemos quién está sentado a nuestro lado. Si es inevitable conectarte, una buena alternativa puede ser la conexión a través de una red VPN (red privada virtual), de esta forma tendrías protegida tu dirección IP, visitas en webs, ubicaciones y datos sensibles que almacenes en tus dispositivos.

También es importante no descargar nada si estas conectado a redes públicas y si lo haces que sea desde sitios de descargas oficiales (APP Store, Google Play), es posible que tu hijo te pida un juego para entretenerse con el móvil, descargar una aplicación para reservar una excursión o para ver restaurantes donde cenar, todo esto es muy común, pero debes plantearte si merece la pena correr el riesgo.
No nos olvidemos de los dispositivos extraíbles, en caso de conectar uno no seguro en tu ordenador, si este estuviera infectado, podrías sufrir la pérdida o robo de información de tu dispositivo, así como controlar tu equipo a través de un virus. Parece una locura, pero todos hemos conectado a nuestro ordenador un puerto USB de un amigo con música para una fiesta, un disco duro externo que llevamos sin utilizar un tiempo con películas para nuestros hijos…

6. Mantén tus dispositivos con antivirus actualizados.

Por último, pero no menos importante, asegúrate que todos tus dispositivos tengan instalado y actualizado un buen antivirus, en caso de un ciberataque es posible que evite gran pérdida de información o en tal caso acabar con el virus que esté infectando el equipo.

Recuerda que los ciberdelincuentes no tienen vacaciones.
¡NO TE LA JUEGUES!

Autora: María Martínez 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LEGITEC moderará sus comentarios y podrá o no dar respuesta a los mismos. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, en la dirección de correo electrónico info@legitec.com. Lea la política de privacidad antes de proporcionarnos sus datos personales.