Facebook y la Protección de Datos

Facebook y la Protección de Datos

La red social Facebook está en el punto de mira en materia de Protección de Datos tras el escándalo protagonizado por la firma Cambridge Analytica que aseguró haber robado los datos de 50 millones de usuarios de esta red, sin consentimiento y haberlos usado con fines políticos para influir en las intenciones de voto de los usuarios.

Esta semana el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg entonó el mea culpa al confirmar que se cometieron errores y no se protegieron como se debe los datos de los usuarios y anunció que se van a tomar medidas para que no vuelva a suceder. “Tenemos la responsabilidad de proteger sus datos, y si no podemos no merecemos servirles”, fue el mensaje que lanzó en su muro de la red social que preside.

Son muchas las voces que se han levantado en contra de la red social y sus prácticas poco respetuosas con los datos personales de sus usuarios. Gobiernos de distintos países han pedido la comparecencia de Zuckerberg en sus parlamentos para qué explique lo sucedido y cómo fue posible esta fuga de datos.

Las voces también vienen de organizaciones de defensa de los consumidores como Euroconsumers que engloba entre otras a la OCU, piden explicaciones y remarcan que “es indispensable que se asegure que los consumidores tienen el control sobre sus datos personales y el uso que se pueda hacer de ellos, y es intolerable que se intercambien, se vendan o se usen esos datos sin que haya conocimiento y consentimiento expresos de sus propietarios”. Piden medidas para solucionar este problema y compensaciones para los usuarios afectados.

Al margen de organizaciones, también el escándalo ha dado lugar al nacimiento de un movimiento ciudadano bautizado como #DeleteFacebook en el que se anima a los usuarios a eliminar su perfil en la red social, con el fin de defender sus derechos y su privacidad. Entre sus impulsores se encuentra Brian Acton uno de los fundadores de la red de mensajería instantánea WhatsApp, que actualmente forma parte del aglomerado empresarial de Facebook.

Los expertos aconsejan usar las redes sociales con precaución, en muchos casos aceptamos condiciones y cesiones de datos para fines que se pueden considerar ilícitos, sin leer lo que estamos aceptando. Las empresas por Ley están obligadas a obtener un consentimiento expreso del usuario, este consentimiento debe ser informado, claro, transparente, el problema es que muchos usuarios, por no decir la mayoría, aceptan sin leer las condiciones de servicio.

Cuando instalamos aplicaciones ya sea en nuestro smartphone, red social, ordenador… estamos dando permiso a que nuestros datos personales sean usados para determinados fines, debemos cerciorarnos de qué datos son recabados y el fin del tratamiento. Solo así podremos confiar en que nuestros datos son tratados conforme a la Ley.

Aunque el escándalo ha afectado a Facebook, las otras redes sociales son susceptibles de vivir episodios de fuga de datos, ya que su modo de operar es el mismo. Los ingresos de estos servicios no se obtiene de sus usuarios, sino de la publicidad que empresas contratan en esta red social. Para que estos ingresos sean mayores, Facebook dirige la publicidad de forma que tenga un mayor impacto. Es lo que se conoce como publicidad a la carta, en la que en función de los gustos, informaciones… que el usuario comparte se obtiene datos de distinta índole que dan pistas a las empresas analíticas sobre qué gustos, necesidades, ideas políticas, religiosas, orientación sexual…. y así ofrecer mensajes personalizados que tengan más impacto comercial, político…

Pertenecer a una red social, no es gratis para el usuario, su coste son los datos personales que ofrece, un mercado que es muy apreciado por las empresas y que el Big Data explota con grandes beneficios y perspectivas futuras. Está en nuestra mano elegir a quién cedemos nuestros datos personales, la Ley nos ampara, reconociendo que somos nosotros los únicos dueños de estos datos personales y decimos a quién y para qué cederlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *