Contactar

ISO 14001. Los aspectos ambientales desde la perspectiva del ciclo de vida

La última versión de la norma ISO 14001:2015 ha incorporado una novedad respecto al análisis de los aspectos ambientes lo que implica que ahora los tenemos que analizar desde la perspectiva de su ciclo de vida, esto implica que las empresas ahora no solamente deben tener en cuenta los aspectos ambientales sobre los que tengan control directo sino también sobre los que tengan una implicación indirecta, tal y como lo determina el punto 6.1.2 de la norma.

Pero ¿Qué es un aspecto ambiental? La norma define al aspecto ambiental como el “elemento de las actividades, productos o servicios de una organización que puede interactuar o interactúa con el medio ambiente”.

¿Y el medio ambiente? al medio ambiente la norma lo define como “entorno en el cual una organización opera, incluidos el aire, el agua, el suelo, los recursos naturales, la flora, la fauna, los seres humanos y sus interrelaciones.

De la definición de estos dos conceptos básicos, podemos deducir que puede haber una gran variedad de aspectos ambientales y que estos pueden ser de diversos tipos.

Efectivamente, de manera general, la identificación de los aspectos ambientes se suele agrupar en cinco grandes grupos:

  • Consumos como, por ejemplo: agua, consumo de electricidad, papel, tóner, etc.
  • Emisiones como: ruido, vibraciones, gases, polvo
  • Vertidos: aguas sanitarias, sólidos en suspensión, metales pesados…
  • Residuos: residuos de cartón, residuos de plástico, residuos de construcción y demolición, residuos de envases contaminados, aceites…
  • Otros: este grupo está formado por aquellos aspectos amientes cuya clasificación resulta muy complicada y que, por tanto, se identifican por sus impactos ambientales

Por impacto ambiental debemos entender cualquier “cambio en el medio ambiente, ya sea adverso o beneficioso, como resultado total o parcial de los aspectos ambientales de una organización”.

Por tanto, se puede entender que los aspectos ambientales son las “causas” mientras que los impactos ambientes son los” efectos” sobre el medio ambiente.  

La inclusión del concepto de perspectiva del ciclo de vida en esta versión de la norma es una consecuencia de aplicar la estructura de alto nivel. La escritura de alto nivel es un sistema de redacción de las normas ISO para que haya coherencia entre ellas y se pueden implantar sistemas integrados de gestión.

La norma define al ciclo de vida como “etapas consecutivas e interrelacionadas de un sistema de productos o servicios, desde la adquisición de materia prima o su generación a partir de recursos naturales hasta la disposición final”.

Veamos las fases del ciclo de vida:

Con esto, lo que la norma pretende es que las organizaciones tengan en cuenta el contexto en el que necesitan moverse para desarrollar su labor, ya sean productos o servicios, para ello, deben analizar quiénes son sus proveedores, cómo impactan en el medio ambiente sus productos y componentes, y cómo estos productos, una vez que están fuera de su alcance, es decir, se pongan a disposición de los usuarios, sean usados y, al final de su vida útil, gestionados.

En la práctica, lo que nos debe quedar claro a la hora de implantar una norma ISO 14001 es que no hay que analizar el ciclo de vida de los bienes o servicios que la empresa proporciona, sino que hay que tener en cuenta las distintas etapas del ciclo de vida del producto o servicio a la hora de implantar y mantener el sistema de gestión operativo.

Esto se traduce en que en las empresas que se dediquen a diseñar y desarrollar nuevos productos o servicios, la perspectiva de ciclo de vida será de vital importancia, puesto que tendrá que ser tenido en cuenta en los ensayos y prototipos del producto o servicio.

Otra cuestión fundamental para implantar correctamente el sistema de gestión ambiental es entender que para identificar los aspectos ambientes se tendrán en cuenta la actividades, productos y servicios asociados a las distintas etapas del ciclo de vida, pero sólo sobre aquellas etapas sobre las que se puede actuar, es decir, si nuestra empresa se dedica a fabricar cajas de cartón, pero el diseño de la caja viene proporcionado por el cliente, no podremos identificar aspectos sobre esta etapa, ya que, estaría fuera de nuestro control e influencia.

También es cierto, que una vez que el producto o servicio se ha puesto a disposición de nuestro cliente, es difícil tener el control sobre el uso y la disposición final del mismo, pero sí que se podrá tener influencia concienciando al cliente sobre la importancia de estos aspectos y dándole algunas ideas sobre el reciclaje, eliminación o reutilización de los distintos materiales que conforman el producto. 

En Legitec nos preocupamos por el medio ambiente y el impacto que puedan tener sobre él las distintas actividades desarrolladas por las empresas, por ello, contamos con un equipo altamente cualificado para poder ayudaros a implantar este sistema de gestión con el menor impacto posible en nuestro medio ambiente.

Si estás interesado/a en la implantación de esta norma o tienes alguna consulta al respecto, no dudes en contactar con nosotros, os atenderemos sin ningún tipo de compromiso.

Autora: Karolina Faldzinska (Consultora Cumplimiento Normativo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LEGITEC moderará sus comentarios y podrá o no dar respuesta a los mismos. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, en la dirección de correo electrónico info@legitec.com. Lea la política de privacidad antes de proporcionarnos sus datos personales.