Contactar

Predicando en Protección de Datos

Reglamento General de Protección de Datos18 años prestando servicios en Protección de Datos

Aún recuerdo por el año 2000 cuando empecé a prestar servicios de protección de datos, me sentía como un predicador que iba de puerta en puerta, de empresa en empresa, dando mi discurso de la importancia de adaptarse a la normativa. Me miraban con cara de estar loco, y los pocos que me escuchaban con interés, lo hacían por miedo al régimen sancionador. Acababa de publicarse la Ley Orgánica de Protección de Datos que velaba por defender un derecho fundamental de las personas, la privacidad. Había muy poca sensibilidad por este tema, los empresarios nos tachaban de oportunistas y era difícil transmitir las bondades de una correcta aplicación de esta normativa. A pesar de este escenario yo estaba convencido de que esta materia había llegado para quedarse y el tiempo ha acabado por darme la razón.

Entrada del Nuevo Reglamento de Protección de Datos (RGPD)

La legislación ha ido evolucionando y ahora nos enfrentamos a un reciente Reglamento Europeo que pretende establecer un marco legislativo común a todos los países miembros. Esta nueva normativa, de obligado cumplimiento a partir del próximo mayo, trata de abordar los retos que las nuevas tecnologías están introduciendo en relación con el uso de datos personales. Big data, Cloud Computing , wearables, videovigilancia, smartcities,…son términos habituales en nuestro ecosistema y hay que establecer normas que generen confianza al ciudadano con el fin de encontrar un equilibrio entre la funcionalidad tecnológica y privacidad.

Privacidad desde el diseño

En este sentido la nueva legislación que viene de Europa introduce el término “privacidad desde el diseño”, esto quiere decir que en la fase inicial de cualquier proyecto donde se vayan a tratar datos de carácter personal se tendrá que tener en cuenta la privacidad. Al igual que cuando se diseña un coche la seguridad del ocupante es un elemento muy a tener en cuenta e indispensable, la implantación de un CRM, el desarrollo de una app, el diseño de una promoción, el lanzamiento de una tarjeta de fidelización o la fusión de 2 empresas, son ejemplos muy comunes que precisarán de un estudio previo y validado de cómo afecta la privacidad al usuario.

Otro de los retos que deben asumir algunas empresas y administraciones será la introducción de una nueva figura profesional, el Delegado de Protección de Datos (DPD), que entre otras funciones tendrá la de actuar como interlocutor ante la Agencia Española de Protección de Datos y otras autoridades autonómicas de control. Amén de asesorar a responsables y encargados de tratamiento, diseñar planes de formación para el personal, supervisar el cumplimiento, evaluar el impacto de la privacidad en determinados proyectos…. Sin duda se abre un campo laboral muy atractivo para perfiles con conocimientos en materia de Derecho y Protección de Datos. En algunos foros se habla de que se demandarán alrededor de 75.000 DPD.

Razones por las que las organizaciones ahora demandan nuestros servicios

Echando la vista atrás, veo como aquel sector por el que aposté en mis inicios profesionales y al que sigo dedicando mucho tiempo y esfuerzo, ha logrado calar en la sociedad. Sin duda, hoy en día hay una mayor sensibilidad y concienciación por parte de las organizaciones. Aquellas cuya única motivación era la posible multa, ahora comprenden los beneficios de una correcta implantación y se han dado cuenta que establecer procedimientos y controles de protección de datos les ayuda a salvaguardar sus activos de información ante ataques e incidentes de seguridad, a generar confianza y credibilidad tanto a clientes como a colaboradores, a delimitar responsabilidades, a tener cuantificados los riesgos…son muchas las razones por las que las organizaciones ahora demandan nuestros servicios, y el garrote de la sanción, aunque importante, ha pasado a un segundo plano. Ahora han dejado de vernos como oportunistas. Para mí, el esfuerzo ha valido la pena.

No puedo ni debo acabar este artículo sin resaltar la importancia de pertenecer a un país que siempre ha ido a la cabeza en esta materia, y aunque aún falta mucho camino por recorrer y muchos retos que afrontar, debemos seguir trabajando para que este derecho fundamental sea respetado y tenga la importancia que se merece.

Yo como profesional de este sector seguiré mi andadura como “predicador” de la privacidad, pero por suerte, ahora con un discurso más entendible y con mayor aceptación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LEGITEC moderará sus comentarios y podrá o no dar respuesta a los mismos. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, en la dirección de correo electrónico info@legitec.com. Lea la política de privacidad antes de proporcionarnos sus datos personales.