VENDER EN INTERNET EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS: Normativas que regulan el comercio electrónico.

En el contexto actual de confinamiento por la alarma sanitaria, muchas empresas y pequeños comercios habrán pensado en trasladar sus ventas a la red, montando (o potenciando, en aquellos casos que ya la tuviesen) una e-commerce o una app.

Ahora bien, las prisas y no hacer las cosas bien, nos puede traer a la larga problemas y quebraderos de cabeza en forma de sanciones, clientes insatisfechos, devolución de productos…

Para intentar evitar estos problemas, debemos cumplir de forma escrupulosa con las normativas que regulan el comercio online. En este sentido, podríamos clasificarlas en cuatro grupos:

  • Normas relativas a la protección de datos, en concreto, el Reglamento General de Protección de Datos y la Ley Orgánica 3/2018, de Protección de Datos y garantías de derechos digitales.
  • La Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico.
  • La normativa de consumidores y usuarios, que regula de forma muy estricta la venta online cuando el cliente es el consumidor final (es decir, cualquiera de nosotros cuando compramos desde el ámbito privado).
  • Y la normativa de Propiedad intelectual e industrial.

Además, existen toda clase de normas sectoriales que tendremos que tener en cuenta a la hora de comercializar nuestros productos en internet.

Según estas normas, deberíamos tener como mínimo, los siguientes textos:

  • La Política de Privacidad (especial atención con las políticas que aún no se hayan adecuado a la nueva normativa y citen la LOPD 15/99).
  • El Aviso Legal.
  • Las condiciones de compra (método de envío, plazos, desistimiento, forma de devolución…) y el documento para desistir.
  • Y una Política de Cookies, la cual ha sufrido importantes cambios en su implantación con las últimas directrices marcadas por la Comisión de la UE y la AEPD.

Cómo podréis comprobar, no resulta fácil montar un negocio online sin estar bien aconsejados, pues existe un gran número de normas que tenemos que cumplir para ofrecer una venta con garantías.

Y esto nos lleva a uno de los errores más comunes en las páginas web, el “método copy-paste”.

Este método consiste, básicamente, en coger los textos de una web o app similar a la que estamos montando y copiarlos, algunos incluso literalmente. Pero esta práctica implica mucho riesgo, pues no es fácil saber qué páginas podemos tomar como referencia, qué podemos copiar o no y qué es necesario cambiar y adaptar para que nos sirva.

El hecho de tener los textos legales de la web per se, no os van a ahorrar una sanción si estos no cumplen, de forma personalizada, con los condicionantes de mi e-commerce.

Por último, algunos pensaréis que todo esto no os aplica porque vosotros vendéis a través de market place o hacéis dropshipping. Pues bien, todo lo contrario. En estos casos, os siguen aplicando alguna de las normativas citadas y habrá que analizar en cada caso qué posición ocupáis respecto al cliente, qué obligaciones asumís y cuál es la relación con el tercero donde se comercializa vuestro producto.

Si necesitas información o tienes dudas acerca de cómo adaptar tu e-commerce a la normativa vigente o si la misma se encuentra adaptada correctamente, no lo dudes, contacta con Legitec y te asesoraremos al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LEGITEC moderará sus comentarios y podrá o no dar respuesta a los mismos. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, en la dirección de correo electrónico info@legitec.com. Lea la política de privacidad antes de proporcionarnos sus datos personales.